MéxicoEl Gobierno de López Obrador pide ante La Haya que el país sudamericano sea suspendido temporalmente como miembro de la ONU y se evalúe su expulsión.

México llevará a Ecuador ante la Corte Internacional de Justicia. El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha demandado este jueves al país sudamericano por el violento asalto a la Embajada mexicana en Quito el pasado 5 de abril, cuando la policía irrumpió en la sede diplomática bajo órdenes del presidente Daniel Noboa, maltrató al personal diplomático y se llevó por la fuerza al exvicepresidente Jorge Glas. “La violenta agresión es lo que estamos llevando ante la corte internacional”, ha dicho la canciller Alicia Bárcena este jueves en conferencia junto al mandatario mexicano. El Ejecutivo ha solicitado que se juzgue lo sucedido aquel día y ha pedido que se suspenda a Ecuador como miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La demanda incluye además la petición de expulsarle del organismo si se comprueba ante el Tribunal que se violaron los principios establecidos por la carta fundacional de Naciones Unidas.

“Lo que estamos pidiendo es que el sistema multilateral debe de estar a la altura y debemos exigir que la justicia internacional condene y sancione sin ambigüedades las graves violaciones ocurridas y se evite un precedente de impunidad, ha declarado Bárcena. México llevaba días anticipando que preparaban la demanda para presentarla ante la justicia internacional. En el camino, buscaron el apoyo de otros países para poder dar más contundencia al pedido y recibieron el respaldo de los dos órganos diplomáticos de mayor peso en la región: la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Consiguieron también que Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea apoyaran la demanda presentada en La Haya.

La suspensión temporal de Ecuador como miembro de la ONU que se ha pedido, según ha detallado el Gobierno mexicano, es “en tanto no se emita una disculpa pública reconociendo la violación a los principios fundamentales del derecho internacional”. Esta solicitud se ha hecho para “garantizar la reparación del daño moral inflingido al Estado mexicano”, ha detallado Bárcena. La petición busca además “establecer el precedente de que cualquier Estado que actúe como lo hizo Ecuador será expulsado de las Naciones Unidas”, ha explicado. “Esta demanda se sustenta en la convicción de que el uso de la fuerza no es el mecanismo”.

México presentó demanda contra Ecuador ante corte internacional por asalto  a embajada – Diario El Salvador

Las imágenes del asalto a la Embajada quedaron registradas en las cámaras de seguridad de la legación y fueron difundidas por López Obrador esta semana. La grabación muestra a una docena de policías con armas largas ingresar a la sede saltando los muros y derribar la puerta de acceso. Una vez dentro, se les puede ver maltratando y apuntando con armas a los funcionarios mexicanos mientras sacan a rastras a Glas. La brutalidad de la irrupción incluso hizo cambiar la posición tibia que había tenido Estados Unidos hacia el asalto, y este martes, el Gobierno de Joe Biden condenó lo sucedido.

“Lo que se busca es que no se repita un hecho deleznable como el que ocurrió”, ha dicho el presidente López Obrador este jueves. El consultor jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Alejandro Celorio Alcántara, ha explicado que otro de los puntos que buscan en la justicia internacional es que Ecuador garantice la seguridad en la Embajada de Quito, que quedó abandonada tras la salida de la misión diplomática del país el pasado fin de semana, y todos los bienes y archivos que aun siguen en el sitio.

Vicepresidente durante los Gobiernos de Rafael Correa y Lenín Moreno, Jorge Glas se refugió en la Embajada mexicana en diciembre pasado. Le acorralaba la justicia y después de pasar unos cinco años preso por un caso de corrupción, optó por buscar una salida y pidió entonces asilo político a México. Pesan sobre él dos condenas, por asociación ilícita para delinquir y por cohecho, esta última de ocho años e impuesta en 2020. El correísmo ha calificado el cerco judicial impuesto contra Glas como una persecución política.

La actitud del Gobierno de Noboa fue duramente condenada por casi toda América Latina y múltiples países en todo el mundo. Las Embajadas resultan lugares casi sagrados para la política internacional, y hay pocos precedentes en la historia de la diplomacia global de un hecho como sucedido. Además de la irrupción, la violencia con la que se trató a la comitiva diplomática es uno de los hechos que más ha molestado a México. La imagen del jefe de Cancillería intentando detener la aprehensión de Glas que acabó con el funcionario sometido en el suelo no ha dejado de reproducirse estos días y formará parte del expediente presentado por el Gobierno de López Obrador.

Fuente: EL PAÍS

VER TAMBIÉN

Actor sufre la muerte de su hijo y asegura que fue negligencia médica

Ciudad de México – Famoso actor de Televisa habla de la repentina muerte de su hijo …