Ciudad de México, 24 de enero (Sin embargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador comentó la mañana de este martes el cambio de medida cautelar para el agresor de María Elena Ríossaxofonista sobreviviente de un intento de feminicidio con ácido en 2019, lo que consideró como “una degradación de la justicia, un mal ejemplo”.

En su conferencia de prensa diaria, destacó que el agresor no ha salido de prisión porque “se está buscando que se revise el asunto por la Fiscalía General, porque se trata de una agresión extrema a una mujer. Es un intento de feminicidio, algo muy grave”. 

“Todavía el responsable no ha salido de la cárcel y se está haciendo una denuncia para que no se otorgue esta libertad condicional, que no se le libere y que siga el juicio en su casa porque sí en efecto es un tremendo daño a la sociedad en general, es una degradación de la justicia, un mal ejemplo”, dijo

El mandatario también informó que se está haciendo una denuncia para que no se otorgue esta libertad condicional porque “sí es un tremendo daño a la sociedad en general, es una degradación de la justicia, un mal ejemplo”.

 
 

Este fin de semana, la saxofonista María Elena Ríos —quien fue atacada con ácido en 2019— reveló que su supuesto agresor, Juan Antonio Vera Carrizal, recibió prisión domiciliaria luego de una “audiencia maquillada” y un “acuerdo pactado”.

“Con una audiencia maquillada y un acuerdo pactado hoy, mi agresor a quedado libre. Esto es México”, señaló en sus redes sociales, donde durante el viernes por la noche y a lo largo de la madrugada del sábado relató minuto a minuto la desesperación con que vivió el proceso.

 
 
 

Antes, Ríos había relatado que el Juez Teódulo Pacheco Pacheco “está aprobando todos los medios de prueba falsificados y sin metodología de mi agresor los cuales pretenden hacerlo pasar por ‘enfermo’”.

“La legalidad no importa para la corrupción”, denunció.

Desde hace tres años María Elena busca justicia, pero el proceso contra los presuntos responsables del ataque en su contra que ha sido un camino muy largo. Los avances en su caso habían sido pocos y muy lentos, debido a que, asegura, su agresor tiene vínculos en el Gobierno estatal.

 

“Han permitido muchos amparos a Juan Antonio Vera Carrizal”, declaró el pasado mes de noviembre, cuando, hasta entonces, no había tenido una audiencia intermedia, de lo que responsabilizó a la “corrupción del Gobierno del estado de Oaxaca”.

Incluso, la saxofonista María Elena Ríos acusó en su momento que el entonces Gobernador oaxaqueño, Alejandro Murat, había emprendido una campaña para desprestigiarla, por lo que también lo responsabilizó de lo que pudiera pasarle a ella o a su familia en un futuro, porque, dijo, “son los únicos a los que no les conviene mi existencia, a los que no les conviene lo que tenga que decir”.

GOBERNADOR JARA PIDE INVESTIGAR

Ayer, el Gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, criticó el cambio de la medida cautelar para el presunto agresor de María Elena Ríos, señalando que la resolución de Juan Antonio Vera Carrazal “no cumplió con el requisito de tomar en cuenta la perspectiva de género y los derechos de la víctima”, por lo que instruyó a la Secretaría de Seguridad del estado para “realizar un diagnóstico específico del caso” y el cambio de la medida cautelar.

“No existen las condiciones materiales para dar cumplimiento al cambio de medida cautelar [de prisión preventiva a arresto domiciliario]”, sostuvo en un video el Gobernador.

Una vez publicado el material, la propia María Elena Ríos comentó en su cuenta de Twitter que ni ella ni su abogada Diana Cristal González han recibido algún tipo de notificación formal sobre lo anteriormente mencionado por el Gobernador del estado. “Las formalidades al respecto son por escrito. Un video no dice nada”, agregó.

VER TAMBIÉN

El Piojo no será director técnico del TRI

(EDITORIAL MEDIOTIEMPO).- Ricardo «Tuca» Ferretti tuvo uno de los descuidos que trascender…