Xalapa, Ver.

Parlamento Veracruz.
Juan Javier Gómez Cazarín

Siempre he dicho que me gusta hacer las cosas con pasión. No me gustan los volúmenes bajos, ni la simpatía medio a escondidas, ni los respaldos discretos, timoratos o indecisos. Tampoco soy un amigo tibio. Si estoy en una causa o en un proyecto, estoy al 100 por ciento y me vuelco de todo corazón a chambear por completo y a defenderla contra todo.

Aplica a mi partido, Morena; aplica a mi equipo de futbol, el América; y aplica en mis compromisos personales, porque es parte de mi naturaleza humana.

Por eso, estoy convencido de que la neutralidad no es una opción digna para quienes nos dedicamos a la política. Esconderse bajo una piedra para salir de ella el 3 de junio, buscando la indigna comodidad de haber sido ambiguos, esperando quedar bien con Chana y con Juana, representa una vergonzosa falta de seriedad personal y una ausencia total de compromiso con el pueblo.

En este 2024 crucial para el futuro de México y de Veracruz. Lo cierto es que no hay más que dos opciones. Eso ya lo sabemos. Vivimos el enfrentamiento electoral entre dos proyectos opuestos: continuar la transformación de la vida pública nacional; o la indeseable vuelta al pasado de corrupción y represión que padecimos bajo el régimen neoliberal del PRIAN.

Quien pretenda argumentar a favor de una tercera vía está mintiendo y su mentira sólo beneficia al PRIAN. Quienes así se presentan a la sociedad, son ensarapados aliados del régimen pasado, encarnado en Veracruz en la impresentable familia Yunes.

Específicamente, Movimiento Ciudadano tuvo múltiples oportunidades de definirse a favor de la causa justa de la 4T. En cambio, prefirieron servir de rival a modo –paleros, pues- para apuntalar la muy deteriorada oferta electoral de los Yunes.

Abanderados por MC y con el voto del pueblo que confió en ellos, llegaron a sus respectivos Ayuntamientos los presidentes municipales de Cazones, Miguel Ángel Uribe Toral; de Coyutla, José Benito Picazo Pérez; de Oluta, Mauricio Alarcón Castillo; y de Juan Rodríguez Clara, Eric Rodríguez Bárcenas.

Y ayer domingo tras un examen de conciencia y de un reconocimiento honesto de lo que el país y nuestro Estado esperan de nosotros, todos ellos se han pronunciado públicamente por la opción de la próxima gobernadora, Rocío Nahle García. Expresaron su repudio al PRIAN y firmaron el compromiso político de apoyar a la candidata de Morena.

Mis respetos para ellos, que tuvieron el coraje de dar un paso al frente y alinearse con el lado correcto de la historia y con el mejor interés de los pueblos que representan.

VER TAMBIÉN

Analizan en el Congreso agenda en materia educativa

La presidenta de la Mesa Directiva de la LXVI Legislatura del estado, diputada Adriana Est…