Barcelona (Agencias/Récord).- Dani Alves, actual jugador de Pumas, fue detenido por la acusación de presunta agresión sexual en una discoteca de Barcelona. 

Durante las primeras horas del 20 de enero, el brasileño declaró en la comisaría y, posteriormente, fue trasladado al juzgado en un vehículo policial.

Será un juez el que decida la resolución del caso, pues hay dos opciones concluyentes para Dani Alves: Ir a prisión o la libertad por cargos. Aunque la primera vertiente parece más lejana y con pocas posibilidades.

Formalmente el futbolista fue denunciado el 2 de enero. La mujer lo acusó de presuntamente haberla tocado sin su consentimiento en el centro nocturno Sutton, ubicado en Barcelona. 

Esto habría pasado durante las vacaciones por fiestas decembrinas, previo a que reportara con Pumas. 

VER TAMBIÉN

El Piojo no será director técnico del TRI

(EDITORIAL MEDIOTIEMPO).- Ricardo «Tuca» Ferretti tuvo uno de los descuidos que trascender…