Anahí Ruiz

En nuestro país cada día mueren 18 mujeres a causa de cáncer de mama. el 95% de estas pérdidas se pudieron evitar con un diagnóstico oportuno. Pero además el alto costo de medicamentos y tratamientos que muchas veces no se encuentran en el sistema de salud pública hacen que esta cifra no baje.

En el sector asegurador, la mayor cantidad de siniestros de salud responden a algún tipo de neoplastia o tumor benigno o maligno cuyos tratamientos privados pueden llegar a costar hasta 12 millones de pesos y ante estos diagnósticos no podemos escatimar en tiempo ni en dinero.

Sin embargo muchas veces además del desgaste físico y emocional, estas situaciones suelen poner en riesgo o terminar con el patrimonio familiar al «echar mano» de nuestros bienes, vendiendo autos, propiedades y hasta empresas con tal de salvar la vida de un ser querido.

Para eso existen los seguros de gastos médicos mayores. Que explicados de manera muy general asumen el riesgo de que tú o tu familia puedan llegar a tener alguna enfermedad o accidente grave y se hacen cargo de los gastos del mismo, dejándole al cliente una participación económica mínima respecto al costo total de este accidente o enfermedad.

Al contratar un seguro de gastos médicos mayores debes tener muy claros los siguientes conceptos:
Suma asegurada: Es la cantidad total que podrá absorber la aseguradora en caso de utilizar tu seguro (puede rebasar los 100 millones de pesos y aunque no lo creas hay casos que lo ocupan todo).

* Prima: Es la cantidad de dinero que pagarás año con año (o en la fracción del tiempo que decidas) por estar amparado en la póliza.

* Deducible: Es la primera participación que como usuario te corresponde en un siniestro (enfermedad o accidente) y es normalmente una cantidad que se fija desde que contratas tu seguro.

* Coaseguro: Es la segunda participación del usuario de un SGMM y corresponde a un porcentaje del costo total del siniestro, checa que de preferencia esté topado a una cantidad razonable para ti y también se establece desde le principio.

* Tiempos de espera: Son periodos de tiempo que las aseguradoras designan para poder cubrir ciertas enfermedades o situaciones evitando el abuso de los usuarios a la hora de la contratación, por ejemplo: El embarazo suele tener como tiempo de espera al menos 10 meses, para asegurar que al momento de la contratación la usuaria a un no esté esperando un bebé.

También es importante considerar que las preexistencias, es decir, enfermedades o secuelas de accidentes que ya tienes al contratar no quedan cubiertas y que los Seguros de Gastos Médicos Mayores suben su costo cada año debido a factores como la inflación del sector médico, la edad de los asegurados y el nivel de siniestralidad en el país. Así que si no cuentas con el acceso a una institución de salud pública o consideras que no te atenderías en una de ellas, considera seriamente contratar tu seguro de gastos médicos mayores como parte vital del blindaje financiero para mantenerte protegido y a tu familia.

Yo soy Anahí Ruiz, Asesora en Finanzas Personales. Te invito a seguirme en Facebook como ARFinanzasPersonales y en Instagram como AR.FinanzasPersonales. Si requieres una asesoría gratuita en estos temas o simplemente despejar dudas envíame un Whatsapp al 9211195906 y tracemos juntos el mejor camino hacia tu metas financieras.

¡Hasta la próxima!

VER TAMBIÉN

Caen muertos de los árboles monos aulladores por temperaturas extremas en México

México – Organizaciones civiles hicieron un llamado a la Semarnat para que interveng…