Anahí Ruiz

– ¿Puedo aspirar a tener una pensión en mi retiro si no tengo un empleo formal o soy trabajador de confianza?

La respuesta es SÍ. De todos modos a partir de la última reforma a la ley del seguro social cuando se implementó el Régimen 97 las pensiones como las conocieron nuestros padres y abuelos desaparecieron, quedando en manos de las Siefores los Fondos de ahorro para nuestro retiro, es decir nuestras Afores. Lo cierto es que los rendimientos que ofrecen las Siefores no son de lo más atractivos, y aunque ha habido intentos por mejorarlos, tan solo al cierre de agosto de este año el indicador de rendimiento neto más alto de fue de 7.09% ante un 8.7% de nivel de la inflación. O sea que los rendimientos de las Afores ni siquiera superaron la inflación.

El anterior es solo el panorama para quienes se encuentran en cualquier sector del empleo formal, pero… ¿y los demás? Actualmente existen millones de mexicanos que no se encuentran cotizando con ninguna Siefore y otro tanto lo hacen con el mínimo pues sus patrones declaran menos del salario real del trabajador.

Para todos, la única opción hoy por hoy es ahorrar por su cuenta para el tan anhelado retiro digno ¿Cuál es la mejor opción para hacerlo? De entrada ahorrar de manera formal es la mejor opción y no dejar el dinero en el colchón, el cochinito o tandas que además de no dejarte ganancias y restarle poder adquisitivo a tu dinero ante la inflación dependen 100 por ciento de la voluntad de que los demás cumplan con sus respectivas aportaciones.

Por otro lado, existen herramientas llamadas Planes Personales para el Retiro (PPR) cuyo objetivo es precisamente que sus usuarios ahorren desde pequeñas pero constantes cantidades a través de inversiones en renta de renta fija o variable según el perfil del inversionista ofreciendo rendimientos por encima de la inflación que pueden llegar a duplicar o triplicar el monto neto ahorrado, además de beneficios fiscales llegada la edad de retiro e incluso puedes hacer deducibles de impuestos las aportaciones durante todo el tiempo que ahorres y de paso hasta bajar tu gravamen fiscal.

Recuerda que siempre que decidas utilizar un producto financiero, debes corroborar su legitimidad y que funcione dentro del marco legal del sistema financiero mexicano, una manera de saberlo es consultando el directorio de Registro de Contratos de Adhesión de Seguros (Recas) de la Condusef que se encuentra en línea.

Y si tienes más dudas no dudes en comunicarte, yo soy Anahí Ruiz Asesora en Finanzas Personales, te invito a seguirme en Facebook como @ARFinanzasPersonales para que tracemos juntos el mejor camino hacia tus metas financieras.

¡Hasta la próxima!

VER TAMBIÉN

Ahorrar no es cuestión de cantidad

Anahí Ruiz Alguna vez te has preguntado ¿Cuánto tendrías ahorrado si hubieras guardado el …